Entrevista con el Presidente

20190819_193720

En el pasado mes de junio se produjo el relevo de la presidencia del Club tras la dimisión  del anterior  mandatario y posterior convocatoria de elecciones. Hablamos con el nuevo presidente don Óscar Tacoronte Santana, otrora directivo y  jugador en todas las categorías del Club.

¿Qué situación se ha encontrado?

Bueno, nos hemos encontrado con un edificio que requiere muchas obras de mantenimiento, el bar cerrado, y una situación deportiva muy complicada. Eso sí, no hemos heredado deudas y disponemos de fondos suficientes para arrancar la temporada sin problemas.

¿Qué perspectivas tiene para el edificio y para los socios?

Con respecto al edificio, queremos realizar las obras básicas indispensables: pintura y acondicionamiento de techo y balcones. También planeamos abrir nuevamente el bar y realizar actividades para acercar al socio y a los seguidores a nuestra sede.

La situación deportiva no pasa por su mejor momento ¿Cómo la ve?

 Pues la veo complicada, ya que hay una competencia desleal de los equipos de la zona por hacerse con los jugadores y nos vemos y nos las deseamos para conformar los equipos. Tal es así que tras sesenta y un años de historia hemos tenido, lamentablemente, que retirar  momentáneamente nuestro equipo Juvenil de categoría Preferente por falta de activos suficientes para competir en una categoría exigente.

¿Cuál es a su entender la causa del problema?

Veo varios problemas que dificultan la situación, por ejemplo, en juveniles el hecho de firmar por un año te obliga a rehacer cada año el equipo; el incremento del número de jugadores por equipo que favorece a los que más tienen; la falta de compromiso de los jóvenes y el hecho de que hay muchos equipos y poca población.

Hay un municipio de Gran Canaria en dónde ningún club puede inscribir un segundo equipo sin que antes tengan uno todos los demás ¿Qué le parece esa postura?

Pues aquí vendría muy bien y ayudaría bastante porque es una manera de proteger a los equipos de los barrios y evitar que hoy uno tenga muchos y otros ninguno. Creo que sería solidario y evitaría enfrentamientos entre clubes. Recuerdo que cuando era más joven aquí no se permitía la inscripción de un nuevo equipo sin antes contar con el visto bueno de la Concejalía.

El emblema del club siempre ha sido el equipo regional que lleva desde 1934, ochenta y cinco años, representando al barrio y al municipio de manera interrumpida, ¿Cómo se presenta la temporada?

Se está conformando un equipillo competitivo con gente joven y veterana capaz de hacer un buen papel y ojalá podamos optar al ascenso, pero eso no lo sabemos hasta que empiece a rodar el balón.

Por primera vez en su historia los equipos del club pasarán a llamarse CD San Isidro-Alumnios Daniel

 Sí, hemos conseguido un acuerdo de colaboración con Aluminios Daniel, empresa situada en el barrio, y nuestros equipos pasarán a llamarse CD San Isidro-Aluminios Daniel, empresa  a la cual estamos muy agradecidos.

El San Isidro, después de jugar toda la vida en el Estadio Barrial, pasa a la Ciudad Deportiva Venancio Monzón. ¿Qué opina?

Sí, a partir de ahora jugaremos en la Ciudad Deportiva con todos los equipos compartiendo las instalaciones con otro club. Era una vieja aspiración poder jugar en este campo que recordemos fue una iniciativa del entonces concejal Pepito Jorge, y que ahora es una realidad. Lo positivo es que está más cerca del barrio y la gente podrá acercarse a ver los partidos cómodamente, lo negativo es que la instalación está muy abierta al viento y no tiene ninguna cubierta donde refugiarse. El tiempo dirá si fue una buena decisión.

ENTREVISTA A LOS VETERANOS

Hemos entrevistado a diferentes jugadores, ya veteranos a los cuales hicimos diferentes preguntas.

Arriba de izquierda a derecha: Chano Ramos, Guzmán Perdomo y Paco Sosa. Abajo de izquierda a derecha: Ramón Hernández y Domingo Tacoronte.

– Como futbolista del club, ¿Qué fue para ti lo más relevante en la etapa en que vestiste la camiseta azul?

Para Domingo Tacoronte, sin duda, uno de los momentos más emotivos fue cuando el equipo logró el ascenso en Lanzarote y cuando anotó el gol que daba la victoria frente al Agaete en la final de la Copa Federación.

 Felipe Hernández recuerda con gran emoción su debut con 17 años frente al UD Guía.

Ramón Hernández, jugó en el San Isidro durante cuatro temporadas, venía desde Las Palmas y recuerda siempre que el trato que le dieron fue excelente y también el compañerismo que se vivía en el equipo.

¿Qué entrenador recuerdas con más cariño y por qué?

Guzmán Perdomo recuerda con mucho cariño  a Bartolo del Rosario porque hacía mucho hincapié en la frase “tómala tú que yo no la quiero”, que implicaba que el juego era colectivo.

Domingo Tacoronte tiene una alta consideración de todos ellos, pero recuerda de un modo especial a Manolo Naranjo por su mejor formación, ya que venía del fútbol profesional.

Ramón Hernández recuerda a Ventura como un gran entrenador y estratega.

– ¿Qué anécdotas recuerdas de un modo especial?

Domingo Tacoronte  cuenta que estando almorzando en Lanzarote,  Antonio Jiménez, más conocido por “El Niño” y utillero del club, le dijo cuando le sirvieron la sopa: “Domingo, este plato no tiene fondaje “refiriéndose a que la sopa estaba muy aguada.

Sebastián Rodríguez recuerda que estando Alfonso Silva, por aquel entonces el entrenador del equipo, explicando a Carmelo Rodríguez  cómo debía sortear a un contrario diciéndole: “Carmelo,  venga a quitarme el balón”  y entonces el entrenador hizo un movimiento con su cuerpo, pero Carmelo entró con tal fuerza, que se llevó al entrenador por delante.

¿Cuál es el éxito más grande en el que participaste como sanisidrista?

Para Paco Sosa uno de los más grandes fue la eliminatoria con el Lanzarote y el posterior ascenso la máxima categoría regional.

Guzmán Perdomo recuerda con especial cariño un campeonato en la categoría infantil.

¿Qué opinión tienes ahora del fútbol regional?

La mayoría dice no seguir el fútbol regional y no sabe cómo está en la actualidad.

Guzmán Perdomo,  seguidor del fútbol regional, opina que carece de interés, es aburrido, caro para los clubes y que tiende a desaparecer, si no cambia el actual sistema de competición.